jueves, 25 de agosto de 2016

Cinco cosas que me han hecho feliz esta semana (XXVII)

  Han pasado dos meses y medio desde el último post de esta serie.

Releyéndolo veía que  les contaba que ya tenía nombre para el proyecto fotográfico y empezaba a darle forma (cosa que sigo haciendo, pero ya más avanzado), que estaba leyendo una autora nueva que me estaba gustando (Kate Morton. Ya leí tres libros más de ella y me han gustado todos!), que estaba arriba en el podio del prode laboral (finalmente no quedé entre los ganadores pero tuve bastante buena performance, de pura suerte), que había conocido un restaurante rico de comida española y me había enterado el embarazo de una amiga (el cual marcha bárbaro y ya sabe que será varón).
 

Aquí aquellos cinco instantes o sucesos que me han hecho alegrar en estos días:

 
* Voy a asistir este finde a un curso de fotografía newborn. Es justamente para los recién nacidos, aquellos que están en sus primeros días de vida, que tienen todavía la flexibilidad de posturas que tenían dentro de la panza, y que son francamente adorables. No tengo experiencia en esto así que más que dispuesta a aprender. Capacitarse es importante, y forma parte de este empujoncito que quiero darle al tema de las fotos. Ya les contaré que tal fue.


* Estamos planeando tomarnos la semana de vacaciones que nos quedaba. La idea es hacerlo a fines de septiembre, con destino por el sur del país. Ya ambos conocemos esas zonas de la Patagonia, pero es tan bella que siempre dan ganas de volver. Nunca fui en primavera, así que será también una bonita experiencia.
 

* Una amiga consiguió un trabajo que estaba buscando, y además es cerca del mío así que podremos juntarnos alguna vez para almorzar. Luego de una experiencia algo fea (ambiente de maltratos) en un trabajo anterior se merecía una oportunidad mejor.  Yo la motivé mucho para que consiguiera otra cosa, y me dijo que fui la primera en enterarme de la noticia, que me agradecía la buena onda y el impulso. Esos halagos son lindos de recibir, no lo niego. Ojalá le vaya bien en este nuevo sitio.

 
* Estoy terminando de editar las fotos de mi primera clienta. Están quedando lindas y espero que le gusten.  Sé que le estoy editando más de las que debería, que le he invertido unas cuantas horas de más en comparación con lo que le cobré, pero es algo que me gusta y lo disfruto.  Y bueno, por algo se empieza siempre.
 

* Los días están más cálidos, el sol se anima a asomarse más. Todavía falta para la primavera, pero son bonitos anticipos que nos regala la ciudad. ¡A aprovecharlos! El domingo hemos almorzado en un bar frente al parque. Unas ricas empanadas, disfrutando de tener cerca la naturaleza. Pequeños placeres que hacen bien.

¿Qué cosas los han hecho felices a ustedes?


martes, 23 de agosto de 2016

Una pequeña anecdota

Ayer volviendo del trabajo estaba tan enfrascada en la lectura que ni me di cuenta que había llegado a la parada en donde debía bajarme. Y así fue como pasaron otras y cuando levanté la cabeza y miré por la ventana me di cuenta que había hecho unas quince cuadras en exceso arriba del colectivo. Inmediatamente toqué el timbre y descendí, riéndome un poco de mí despiste. No suele ocurrirme esto, pero se ve que el libro era bueno y logró aislarme durante el trayecto. ¿Les ha pasado?
Una pequeña anécdota para comenzar la semana…

jueves, 18 de agosto de 2016

Los niños a jugar

Se acerca el día del niño y las tiendas se llenan de promociones varias. Como no tengo hijos ni sobrinos no hay mucho gasto por ese tema por ahora. Al ahijadito de mi marido seguramente le compremos algo.

A pesar de lo comercial de la fecha, creo que es lindo que los chicos tengan un día de festejo, y que sea una excusa más para reunirse y pasarlo bien en familia.

Si tengo que hacer un regalo para un niño suelo escoger juguetes, ya que es lo que más los ilusiona. Aprovecho esta mención a los juegos infantiles para mostrarles algunas de las fotos que saqué el otro día en la sesión de la que tanto les he venido hablando. Además de ser por un lado de maternidad (ya que mi clienta está embarazada de siete meses) la idea era que fuera más un retrato de familia. Ella quería que todos sus integrantes aparecieran (y son unos cuantos, ya que la que viene es la cuarta hija) y que pudiéramos captar situaciones cotidianas como los nenes jugando. Este tipo de fotos a mí me encantan, son las que para mí cuando pasan los años adquieren más significado.

Acá les comparto algunas de los más pequeños. Empezamos esta parte de la sesión con el varoncito sobre la cama mostrándome unos autitos. Mientras tanto la más chiquita, que no se quedaba quieta ni un segundo, estaba atrás tirando todos los muñequitos que el hermano tenía en una repisa. Era gracioso, los soldaditos caían uno tras otro y no hacía caso a nuestros intentos de que mirara para la cámara o interactuara con él. Finalmente agarró un autito y jugaron un poco juntos, y salieron esta serie de imágenes tiernas.

Es poco todavía lo que llegué a editar de la sesión. Lleva tiempo realmente, horas de sentarse frente a la computadora. Creo que van a quedar muy lindas, hasta el momento me van gustando.

Fue una sesión divertida. Hicimos tomas en el living, en la pieza de los chicos, en un patio y unas pocas en una plaza cercana a la casa. Para las de interiores no contaba con la mejor luz del mundo, así que fue hacer malabares para que estuviera bien la exposición sin ponerlas en una velocidad muy baja (lo cual podía generar a la gente movida) ni abrir mucho el diafragma (lo que ocasiona que parte de la foto quede bien enfocada y otra no, para algunas fotos eso es divino pero con retratos de grupo se complica un poco). La solución fue aumentar el ISO un poco más de lo que me gusta, y eso les da un cierto “ruido”.  En fin, creo que a pesar de este detalle están lindas, aunque a mí me hubiera gustado no tener que aumentar tanto este parámetro.

Creo que todos lo han pasado bien durante las fotos, se hizo un ambiente relajado. Hasta los dos perros que tienen participaron en un momento. Fue gracioso el descontrol de ese instante, imagínense a dos perros enormes exaltados más cinco personas.

Para mí fue una hermosa experiencia. Ahora me queda mucho trabajo de edición, pero lo hago feliz.

¡Cuentenme que les parecen estas tomas!




martes, 16 de agosto de 2016

Fotos del michi + algo del finde

El otro día le saqué algunas fotos al michi y como hace rato que no hace su aparición por el blog es que se las muestro. 

Me causa gracia como nos mira sentadito desde la entrada del cuarto. Parece un granadero, todo rígido y custodiando. 

Esta postura es muy típica de él. Muchas veces cuando estamos ya acostados el gato viene y desde ahí parado nos mira. Al rato ya se acerca y se sube también a la cama, pero es muy cotidiano el que nos contemple algunos minutos desde esa distancia.

Acá en algunas también con su muñeco preferido, ese que hizo suyo ni bien llegó a casa y que aún hoy lo sigue paseando de aquí para allá. Pobre ya está todo deshilachado y en estado calamitoso.

Además les cuento que finalmente este sábado instalamos la lámpara en el techo del living. Quedó mucho mejor, hay más luz, que es lo que yo quería. Es una hilera de seis leds que uno dirige según antojo. La lámpara anterior ya encontró nueva dueña, se la he regalado a una amiga a la que le venía bien. Genial eso, prefiero que ella la use a tenerla tirada en el fondo de un placard.

El sábado también fuimos a despedir a mi hermano, quien ya llegó a Estados Unidos que es donde pasará los próximos diez meses como parte de una beca. Es raro eso de no verlo por todo ese tiempo, creo que todavía no caí mucho en la cuenta. Es bueno para él, que es lo que importa.

Regresando del aeropuerto fuimos a tomar un café a un bar con mis padres, y resultó que justo ahí se estaba haciendo una peña de tango. Estuvo interesante, los parroquianos se iban turnando para cantar. Algunos realmente muy buenos. Fue grato porque no esperábamos el espectáculo, solo pasábamos por un café con algo rico. Un lindo ambiente para ir cerrando ese día.

El domingo fue de estar muy tranquilos, de dar alguna vuelta por el barrio, dormir siesta. La sesión de fotos que habíamos reprogramado para ese día la pasamos para el lunes que fue feriado. ¡Finalmente ahí pudimos hacerla! Menos mal, ya se venía corriendo bastante. Después les cuento de esta experiencia.

¿Ustedes que tal lo pasaron?


viernes, 12 de agosto de 2016

Planes de fin de semana largo

Esta semana he estado un poco vaga para escribir. No fue falta de tiempo, pero me distraía con otras cosas. Han sido días bastante tranquilos.  Aproveché a leer, a ver alguna película, todo muy casero.

Se viene por otro lado un fin de semana largo que aparentemente será movido.

Mañana temprano quiero colocar una lámpara de techo que compré para el comedor. La que tengo actualmente ya me tiene cansada, alumbra poco, y venía con muchas ganas de cambiarla. Buscando el reemplazo me sorprendí con el precio de las lámparas. ¡Que caro está todo! Vamos a ver qué tal nos va en la colocación, ya que la nueva es de estas alargadas (metro y medio) con una hilera de seis led. No es precisamente  lo más maniobrable que digamos.

A la tarde nos vamos a despedir a mi hermano. Ya se está yendo para su beca, son diez meses en Estados Unidos. Todavía creo que no caí en que no lo voy a ver por tanto tiempo. Es una oportunidad para él, así que bienvenido sea. Lo voy a extrañar.

 
El domingo finalmente haremos la sesión de fotos que tuvimos que suspender el otro día. Espero que todo salga genial, estoy ansiosa y contenta con eso. Mi primera clienta, ¡que bien! Parece que el pronóstico también va a ser favorable para ese día, se anuncia sol.

El lunes la idea es descansar un poco, seguramente estar a un rato editando fotos del día anterior, y a la tarde vamos a conocer a la nena de una prima de mi marido, que nació hace un mes.

Que tengan un gran fin de semana. ¿Ya hay planes?

lunes, 8 de agosto de 2016

Fin de semana soleado


El fin de semana estuvo primaveral, con un clima hermoso. Se extrañaban días así en Buenos Aires, venimos de temperaturas bajas, algunas lluvias, poco sol.

A la mañana nos fuimos a un barcito para tomar un brunch. Algo rico, con tostadas, cafecito y jugo, y en una mesa cerca de la ventana adonde el sol llegaba super agradable.

Cerca del mediodía tenía ya todo listo para la sesión de fotos con mi primera clienta, cuando recibo un mensajito de ella en el que me contaba que le había surgido un inconveniente. Que igual lo quería hacer, que lo dejáramos para el próximo domingo, porque ese día no iba a poder.

Quedamos en eso entonces, así que me quedé con un poco de ganas de ir a hacer fotografías ese día, que por cierto era perfecto para ello. No importa, seguramente podremos hacerlas pronto, ojalá el clima siga acompañando.

Como un día así no era para desaprovecharse nos fuimos con mi amor a pasear por Recoleta, una linda zona de la ciudad a la que hace rato no iba.  A la noche el programa incluyó salida al cine para ver “La vida secreta de las mascotas”, una simpática película de dibujos animados.

El domingo tuvimos el famoso asado en familia, aquel cuya organización había traído algunos desencuentros con mi madre. Por suerte salió todo muy lindo, pasamos un momento agradable. Estaba todo rico.

¿Cómo lo han pasado ustedes?

viernes, 5 de agosto de 2016

¡Mi primera clienta!

 Finalmente mañana voy a hacer mi primera sesión de fotos paga. Los trabajos ad honorem para diferentes amigas me han ayudado a adquirir práctica y a tener un porfolio para mostrar. Me llena de orgullo que  me hayan contratado, significa que el esfuerzo da sus frutos, que de a poquito se va armando algo lindo.

Estoy muy emocionada con esto, quiero que salga todo bien. Por suerte parece que el clima va a ayudar, ya que aunque hoy este lloviznando para mañana se anuncia una mejoría. Tal vez algo nublado, pero eso hasta puede ser bueno a nivel fotográfico. Las nubes son un difusor natural, la luz llega más suave y fácil de moldear.

La chica que me contrató para la sesión de embarazo está ya de siete meses. El momento ideal para que la panza se luzca bien.

Ella tiene una familia numerosa, ya que será su cuarta hija. Lo que haremos mañana será entonces una verdadera sesión familiar, ya que hay varios integrantes para retratar, para captar la interacción entre ellos, para guardar ese momento para siempre.

Vamos a comenzar con tomas en su casa, la que por suerte está bastante cerca de la mía. Y luego otras fotos en el parque, en donde incluiremos un poco de naturaleza.

Ya tengo pensadas unas cuantas cosas, muchas ideas para llevar a cabo. Hoy voy a dejar ya todo preparado, algunos accesorios que van a quedar lindos y mi equipo fotográfico.

Estoy feliz, ojalá sea el primero de varios encargos de este tipo.

Como les contaba, la fotografía me llena en muchos aspectos. Están saliendo cosas lindas. Es que cuando uno pone el corazón en lo que hace se nota. Y yo a esto le pongo mucho amor.

¡Deseenme suerte! Ya les contaré que tal la experiencia.

Buen fin de semana para todos.